Carballal de Sande

Tres apuntes sobre el albariño: el vino gallego de las Rías Baixas

Denominación de origen Rías Baixas

En las últimas décadas los vinos blancos gallegos se han consolidado como referentes mundiales sobre todo en el maridaje con pescados y mariscos y con un gran impacto acompañando a arroces, pastas y aperitivos. Entre ellos sobresale la denominación de origen Rías Baixas que tiene en el albariño su componente principal y en ocasiones exclusivo. Nos adentramos en el mundo del albariño, su historia, sus zonas de producción, sus componentes y sus características.

¿Qué es un vino albariño?

 Desde 1986, con la creación de la denominación de origen Rías Baixas en Galicia, se consideran albariños con denominación de origen a todos aquellos vinos que tienen al menos un 70% de uvas de albariño en su elaboración. 

Hasta 1986, la elaboración del vino blanco sobre todo para consumo casero y venta en bares y restaurantes era una labor desarrollada en cada hogar, lo que convertía a cada viticultor en un auténtico artesano. De esa tradición han bebido la gran mayoría de bodegas que a día de hoy llevan el albariño, la denominación de origen Rías Baixas, y los vinos gallegos a las mejores vinotecas del mundo.

¿De dónde viene el albariño?

Una pequeña historia

El tipo de uva albariño, es una uva autóctona de Galicia tal y como han demostrado estudios del Centro Superior de Investigaciones Científicas de España, concreta y principalmente de la provincia de Pontevedra. En el siglo XX, y gracias sobre todo a la imaginación del gran contador de historias y gastrónomo gallego Álvaro Cunqueiro, nació la leyenda de que el albariño había llegado a Galicia de la mano de los monjes de la orden del Císter, que lo habían traído siguiendo el camino de Santiago.

La denominación de origen Rías Baixas engloba a todos los vinos que tienen esta uva como elemento principal en la elaboración de sus caldos. 

Dentro de la denominación, encontramos cinco subzonas:  Val do Salnés, Condado do Tea, O Rosal, Soutomaior y Ribeira do Ulla, donde se elaboran mayoritariamente vinos blancos, con base en la variedad Albariño Rías Baixas, y los vinos gallegos a las mejores vinotecas del mundo.

Guía de cata con nuestros vinos Carballal de Sande

Como servir un vino blanco albariño Rías Baixas

Los vinos blancos gallegos de esta denominación de origen se sirven a una temperatura de entre 8 y 11 grados

Cómo ver un vino blanco albariño Rías Baixas.

En su fase visual, a la hora de abordar un albariño de las Rías Baixas nos encontraremos con un color amarillo pajizo del que brotan reflejos dorados y también verdes con un tono cristalino.

Cómo oler un vino blanco albariño Rías Baixas.

En el momento de dar rienda suelta a nuestro olfato ante uno de estos vinos blancos gallegos afrontaremos una intensidad media que nos permitirá distinguir sus aromas florales y afrutados que darán paso a sensaciones de flor blanca, cítricos, manzanas o frutas con hueso.

Cómo catar un vino blanco albariño Rías Baixas

Al llegar a nuestro paladar, sentiremos una explosión de frescor y equilibrio con una acidez moderada y perfectamente integrada que complementará los olores de manzana y frutas de hueso y nos dejará una sensación persistente, sabrosa y afrutada.

Deja un comentario